En los zapatos de Jeff

RosalvaTodos0 Comments

Jeff se define a sí mismo como «un buen hombre», es simpático y muy sociable. Tiene un buen trabajo y — como todos los seres humanos — sueños, necesidades y miedos. Su principal objetivo en la vida es tener una relación de pareja con una mujer y ser feliz, de hecho dice que es capaz de ir a la luna para encontrarla. Su sueño es llegar a casa del trabajo y que haya alguien que le pregunte cómo le ha ido el día. Compartir con ella la cena y bailar despacio por toda la casa. Irse juntos a la cama, darle un beso y un abrazo de buenas noches. Despertarse al lado de esa persona. Para él, su peor miedo es no saber qué se siente al experimentarlo. Morir solo.

Jeff tiene 45 años y nunca ha tenido una relación con nadie. Mucha gente le ha recomendado que salga y que simplemente se relacione con las chicas, de hecho lo hace, pero no ha obtenido éxito. Otros le dicen que se apunte a webs o aplicaciones de citas, pero tampoco le ha dado resultado. Las recomendaciones de estas personas son realizadas con la mejor intención del mundo pero, ellos no son Jeff y dan las relaciones por sentado.

Él cree que la única razón por la que está soltero aún es porque mucha gente ignora qué puede hacer y qué no. Porque tienen prejuicios. Todos le dicen que es un buen chico y que tiene buena actitud, pero no quieren ahondar en otros aspectos de su vida como si tiene hijos o está casado, y desconoce por qué nadie le hace preguntas sobre ello. Cree que no hay nada irrespetuoso o de lo que tenga que avergonzarse.

Siempre escucha que lo importante está en el interior, no en el exterior, pero sabe que realmente esa frase no es del todo cierta, no al menos en su caso.

«Cuando estás en el instituto, muchas chicas sueñan con el día de su boda, caminando junto a un quaterback fuerte y guapo pero, ¿cuántas lo hacen con un chico con parálisis cerebral? Probablemente ninguna, y eso duele».

Sí, Jeff tiene parálisis cerebral, pero tiene los mismos deseos, necesidades y objetivos que el resto. Quiere — y puede — casarse y tener hijos, de hecho le encantaría intentar tenerlos, si no, fíjate en su cara mientras lo dice. Pero necesita ayuda para encontrar a alguien que lo quiera, porque no sabe qué más hacer para conseguirla, ya que no es algo de lo que se hable en la comunidad diversa. Es un tema tabú y no ha encontrado con quién hablar sobre ello.

Pero no quiere dejar de intentarlo, porque si lo hace se rendirá, así que a través de Chris y su proyecto Special books by special kids, está transformando todo su dolor en motivación, para decirle al mundo entero que es un ser humano, que también tiene deseos y necesidades. Que merece amar y ser amado.

 Chris entrevistando a Jeff

Jeff ha sido valiente, mostrándose vulnerable al mundo entero, siendo honesto consigo mismo y con los demás, y eso ha hecho que, tras la publicación de este vídeo, tanto Youtube como Facebook se haya llenado de comentarios positivos hacia él. De personas que han empatizado y que le animan a que no se rinda e incluso de otras muchas que se sienten completamente identificadas porque también tienen problemas para encontrar pareja debido a la diversidad funcional. Personas que solo buscan que alguien les quiera y poder demostrar a su vez, cuánto amor tienen para dar. Y, ¿sabes qué ha pasado? Que muchas han pedido sus datos de contacto porque… ¡quieren conocerlo! ¡Quieren tener una cita con él!

Reaction GIFs - Find & Share on GIPHY

Gif Minions

En mi caso me he emocionado al hacerlo. He sentido compasión por él — que no pena — , por todo lo que ha estado experimentando durante estos 45 años. He visualizado lo que debe ser no poder tener una relación romántica con alguien porque tengo una característica determinada, o peor aún que nadie me dé la oportunidad de hacerlo, que ni siquiera se les pase por la cabeza. Me he imaginado lo solo que se debe sentir, no únicamente por no tener a esa persona a la que abrazar o con la que bailar, sino por ni siquiera tener la oportunidad de hablar sobre ello. La frustración que debe provocar, porque a las personas que no tienen una diversidad funcional les incomoda y porque las que sí, lo han bloqueado y convertido en un tema tabú.

Me ha removido su fortaleza, su aguante por intentarlo una y otra vez sin rendirse. Su inteligencia por saber qué es lo que quiere en la vida e ir a por ello. Su valentía, por hablar sobre algo que la mayoría tenemos guardado en el trastero de nuestra mente, junto con todos esos temas que no verbalizamos. Me ha hecho enormemente feliz que muchas personas se hayan metido en sus zapatos e intenten ayudarlo, pero sobre todo que las que calzan el mismo que él se hayan atrevido a decir públicamente que se sienten de la misma forma y que se hayan puesto en contacto para mitigar esa soledad, o quién sabe si cumplir su sueño de amar y ser amado.

Cada vez que me pongo en los zapatos de, me bajo de mi mundo por un momento para adentrarme en el de los demás. Y, cuando vuelvo a subirme, recuerdo qué es lo importante para mí. Me siento agradecida, por todo y por nada.

Y tú, ¿qué has sentido al ponerte en los zapatos de Jeff?

¡Deja un comentario!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.