Calendario de Adviento saludable. ¿Cuántos días faltan para Navidad?

RosalvaTodos0 Comments

Este post es muy «yo», por raro que parezca.

El otro día estaba viendo mi feed de instagram y llegué a una preciosa foto de Bea Gaspar, de Con Botas de Agua y Hello Creatividad. En ella aparecía su hija Martina colocando unos veinticuatro saquitos muy monos que constituían un calendario de adviento.

Su idea me pareció tan bonita, diferente y creativa que me entraron unas ganas locas de hacer uno para mí, aunque no tenga hijos, pero antes, mi curiosidad me llevó a querer conocer la procedencia de esta tradición.

Origen del calendario de adviento

La palabra Adviento hace referencia a la entrada de un nuevo año litúrgico cristiano. Comienza el cuarto domingo anterior a la Navidad, momento en el cual se produce la preparación espiritual para celebrar el nacimiento de Jesús.

Existen varias teorías acerca del origen del calendario de adviento.

Algunos dicen que una madre pastelera hizo un tipo de bizcocho que dividió en 24 porciones y que cada día daba uno a su hijo. He llegado a pensar que cuando ese niño se comió el trozo número 24, se le habrían caído todos los dientes de lo duro y seco que tenía que estar, pero al parecer aguantaba porque no es el típico bizcocho que comemos aquí.

Otra teoría es que una madre creó una cartulina con 24 ventanas que al abrirlas contenían 24 imágenes con motivos navideños y 24 galletas en forma de maní — o cacahuete — , llamada Wibele, para que su hijo, llamado Georg Land, pudiera saber cuántos días faltaban para la llegada de la Navidad.

Galletas Wibele

Inspirado por este hecho, una vez convertido en adulto, creó un calendario de cartón rígido con 24 ventanas y 24 imágenes, en cuyo interior se podían encontrar tabletas o figuras de chocolate.

Durante la época nazi, estos calendarios estuvieron prohibidos y fueron sustituidos por imágenes nacionalistas, por lo que muchas familias buscaron alternativas:

  • Haciendo una raya con tiza en la pared por cada día que pasara hasta llegar al día 25.
  • Haciendo 24 rayas con tiza en una puerta y cada día borrar una.
  • Elaborando una corona de muérdago con cuatro velas y cada domingo encender una.
  • Encendiendo una vela por cada día desde el periodo de Adviento, hasta Nochebuena.
  • Haciendo 24 muescas en una vela y dejando que se consumiera una muesca por día.

A principios del siglo XX este calendario se extendió por toda Alemania y, posteriormente, al resto de Europa.

Hoy en día existen multitud de tipos calendarios. Se pueden encontrar desde esos cartones rígidos con ventanas que al abrirlos contienen dulces, u otros paneles, o sacos vacíos que cada uno puede rellenar según le apetezca.

La chispa inspiradora

La gran mayoría de los calendarios de adviento que existen en el mercado están llenos de productos insanos para los niños: chucherías y productos llenos de grasa — «de la mala» — , azúcares y cereales refinados. Otros contienen juguetes que con total probabilidad acabarán en una caja o, en el peor de los casos, en la la basura, destinando recursos económicos y probablemente plástico, para entretener cinco míseros minutos.

¿Merece la pena?

¿Sabías que no existe ninguna playa en el mundo que no contenga trozos de plástico? Aprovecho para hacer este inciso y recomendarte el documental A plastic Ocean en el que puedes ver cómo nuestro comportamiento como consumidores tiene un gran impacto en el medio ambiente. Somos más poderosos de lo que creemos. Si entre todos aportásemos nuestro granito de arena, se producirían cambios importantes, las empresas se verían obligadas a cambiar su materia prima y las condiciones de la mano de obra.

La Navidad es una época de excesos: de comida, bebida y regalos. En el caso de los niños de dulces o juguetes, fomentando hábitos poco o nada saludables.

Creo que la infancia es la mejor época para implementar buenos hábitos para que, de esta forma, sean niños más sanos y felices y, por lo tanto, que se conviertan en adultos saludables y con mayor nivel de bienestar.

Por esta razón, me gustó tanto el calendario que te muestro a continuación.

El calendario de Bea

🌟Pide un deseo, apúntalo en una hoja y guárdalo. 2. Sal al campo y busca tesoros. 3. Desayunar todos juntos. 🌟 Carta de mamá para cada una. 5. Hacer estrellas de papel para colgar del techo. 6. Hacer christmas caseros y echarlos al buzón. 🌟 Regalo hecho a mano por mamá. 8. Ir a ver atardecer con picnic. 9. Hacer una obra de arte con cosas recicladas. 10. Ver todos juntos con papá "A plastic ocean". 🌟 Foto de cada una con mamá y papá. 12. Cocinar galletas de Navidad. 13. Hacer un fotomatón en familia. 14. Selecciona juguetes para donar y que otros niños disfruten de ellos. 🌟 Dibujo de mamá. 16. Hacer adornos para el árbol caseros y de la naturaleza. 17. Preparar un regalo hecho a mano en casa para el/la profe. 18. Elige un libro, pon tu nombre y fecha y déjalo en algún lugar para que otro lo coja y lo lea. 🌟Regalo de algo personal de papá o mamá. 20. Aprende una canción de Navidad nueva para cantar en Nochebuena. 21. Haz algo por alguien. 22. Prepara una merienda para las primaZ. 23. Escribe los nombres de las personas con las que cenarás mañana y colócalos en la mesa. 24. Haz una cápsula del tiempo con una caja de cartón, decórala, escribe el año, mete dentro cada una de las cosas que tienen 🌟y guárdala para siempre. . . . Un calendario de adviento tan especial como el de @numero74_official se merecía un interior a la altura de una marca llena de valores y de compromiso. Es un calendario lleno de planes para hacer dentro y fuera de casa y utilizando los recursos que tenemos disponibles cuando sea necesario. Hay 6 saquitos con una 🌟 que contienen un regalo o recuerdo muy especial, para que guarden para siempre todo lo bueno de este año en una cápsula del tiempo. (Un deseo, una carta, un dibujo, un regalo hecho a mano, una foto, algo nuestro… 6 cosas que dentro de unos años les sacarán una sonrisa). . . . Espero que os guste y me encantará ver vuestras ideas de calendario o si lleváis a cabo algunas de las de esta lista, ¡ver cómo os quedan! Yo os iré enseñando algunas de ellas por aquí. #calendarioCBDA #calendariodeadviento #adventcalendar #numero74

A post shared by Bea Gaspar (@conbotasdeagua) on

Estos sacos están llenos de valores, enseñando a las niñas a ser altruistas y sostenibles con el medio ambiente; de experiencias bonitas y creativas, compartiendo momentos en familia; y de mensajes preciosos para sus hijas. Me enamoré de cada uno de ellos, en serio.

¿No te parece una idea preciosa?

La foto de Bea y Martina fue la chispa que me inspiró para hacer este post y todo lo que hay detrás. Hizo que se removieran mariposas en mi interior y me apeteció hacerme uno, aunque no tuviese hijos.

Otras ideas inspiradoras

Un calendario de adviento no tiene por qué ser comprado. Puedes hacer uno respetuoso con el medio ambiente y usar una de las tres erres, reutilizando cosas que tengas por casa. Si te gustan las manualidades, como a mí, puedes pasar un tiempo maravilloso estando en flow, o compartiendo tiempo de calidad con tus hijos, dejándoles que practiquen la creatividad o la motricidad fina.

Como amante de la decoración, del minimalismo, las manualidades y de las “cosas bonitas”, Pinterest es uno de los paraísos en la Tierra para mí. Así que recurro a él cada vez que necesito inspiración.

A continuación he recopilado algunas ideas de calendarios de adviento que tengo en mis tableros. En la mayoría de ellos el enlace te deriva a un blog donde te explican paso a paso cómo llevarlo a cabo y los materiales que se necesitan.

1. Paisaje de Montaña

2. Casas de papel craft

3. Casas de cartón

4. Mini árboles con cajitas

5. Bolsas de papel

6. Bolsas de papel con forma de árbol de Navidad

7. Sobres de papel

8. Pergaminos

9. Sacos de tela

10. Árboles de fieltro

Mi calendario de adviento

Aunque me encante hacer manualidades, no me gusta hacer cosas por hacerlas sino que tienen que tener una utilidad y un significado. Quizá es que soy demasiado frugal, minimalista o sostenible, pero no me gusta hacer algo que va a ir a la basura.

Así que, tras la chispa inspiradora, tenía claro que mi calendario de adviento también tenía que estar lleno de experiencias bonitas y valores porque, ¿por qué no llevar a cabo acciones que nos hagan crecer, con las que aprendamos, nos aporten bienestar a nosotros o a terceros y/o podamos contribuir con los demás, aunque sea con una sonrisa?

Otro de mis requisitos es que reutilizaría materiales de otras manualidades para ello. Quería contribuir haciendo uno diferente y demostrando, al igual que Bea, que se pueden elegir opciones saludables y cargadas de dosis de bienestar.

Así que mi elección fue la de los arbolitos de fieltro ya que tenía retales de colores, hilo y pinzas, no necesitaba mucho más. De hecho hasta encontré un palo de madera que había sobrado de un stand para tablas de surf que se hizo mi marido.

El proceso manual

En la playa, en el sofá, en la cama… cualquier lugar es bueno para coger mis arbolitos de fieltro, hilo y aguja y comenzar a coser.

Recortando los arbolitos

Cosiendo arbolitos en la playa

Reina ayudándome en el proceso y en su paraíso de los hilos

Resultado final

Los mensajes

Y por último, pero lo más importante, el contenido de mis arbolitos.

  1. Baila hasta que te duelan los pies.
  2. ¡Día de caricias!
  3. Tarde de sofá, manta, perrinity y gatinity, en familia. De lectura, música suave, velas, guirnalda de luces y chimenea de Netflix — a falta de una de verdad ^^.

4. Dale las gracias a alguien por algo que haya hecho por ti.

5. Sonríele a algún desconocido.

6. Ir a comprar el pinito de Navidad en familia.

7. Coge un libro, pon tu nombre y la fecha y déjalo en algún lugar para que otra persona pueda disfrutarlo. Déjale una dedicatoria e instrucciones.

8. Escribe tres cosas por las que te sientas agradecido y guárdalo en el bote del agradecimiento.

9. Ir al campo a buscar palitos, piñas y ramas secas para la decoración navideña.

10. Besa hasta que te duelan los labios.

11. Haz algo por alguien de manera desinteresada.

12. Escríbele una nota de amor a alguien.

13. Vete a tu lugar favorito en el mundo y quédate allí un rato. Aunque sea cerrando los ojos e imaginando.

14. Hoy puedes elegir lo que quieras.

15. Prepara una cena romántica.

16. Ir a la playa de Las Canteras a ver el atardecer con un picnic.

Atardecer en la playa de Las Canteras. Islas Canarias.

17. Decora la casa para Navidad.

18. Dile a alguien lo mucho que significa para ti.

19. Dona algo que ya no uses para alguien que lo necesite.

20. Baila por toda la casa.

21. Tarde de ver una peli que siempre hayas querido ver, en familia. De manta, sofá, perrinity y gatinity. Velas, guirnaldas de luces y palomitas..

22. ¡Guerra de cosquillas!

23. Escribe en un papel tres cosas/deseos que te gustaría que sucediesen el próximo año y guárdalo hasta entonces.

24. Hazte una foto en familia.

Aun estás a tiempo de hacer el tuyo. Si tienes que hacer dos o tres acciones juntas tampoco pasa nada.

¿Te gusta la idea?

¡Deja un comentario!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.